viernes, 16 de abril de 2010

Here comes that rainbow again (Aquí llega de nuevo ese arco iris)

Antes de meternos con las canciones adicionales del álbum Kristofferson, las que se añadieron como bonus-tracks a la edición especial lanzada por Sony Legacy, he querido dar algo más de brío a la web de la mano de una de las mejores creaciones del autor. En su biografía –magnífica, por cierto- Johnny Cash dice de esta canción que es la mejor composición de un artista estadounidense, su pieza favorita.

Es curioso que ‘Here comes that rainbow again’ apareciera por primera vez en un disco atípico, The winning hand (1982), un curioso esfuerzo a cuatro voces en el que Kristofferson compartía doble disco con Willie Nelson, Dolly Parton y Brenda Lee. Es un álbum agradable y entretenido, con doce duetos y ocho temas en solitario, muy equilibrado entre los cuatro participantes. Y entre ese tono alegre y desenfadado del conjunto, destaca con diferencia esta canción, de interpretación contenida, planteamiento simple pero alcance universal.

En este caso no hay metáforas ni narraciones de episodios cotidianos. Kristofferson cuenta una historia -casi podríamos decir que se trata de un relato musicado- con la música al servicio de la misma, limitándola a un acompañamiento básico con ritmo de vals que desprende en cierto modo unos ecos de tonada infantil que subrayan el carácter de fábula.

Una escena sin emoción ni grandes paisajes, unos personajes tan vulgares (camarera, camioneros, niños de campo) como el propio escenario (un bar de carretera). Kris emplea estos mimbres para dar forma a una enternecedora parábola-rock cuya moraleja podría ser que, si queremos, todos podemos ayudarnos. Un esfuerzo mínimo, en cadena, puede hacer que todos seamos un poco más felices y un poco mejores personas. Una canción que no pierde la esperanza en la raza humana, y eso, para los tiempos que corren, es mucho decir.

La versión que cuelgo pertenece a las sesiones de grabación del último álbum de los Highwaymen, en 1995, con Johnny Cash, Willie Nelson y Waylon Jennings a cargo de los coros.

¡Ah! Y muchas gracias a Alberto Haj-Saleh por recomendar este sitio (con tan bonito comentario, además) en Libro de Notas, ese "diario de los mejores contenidos de la Red en español", una visita altamente recomendable.

Aquí llega de nuevo ese arco iris

La escena era un pequeño café de carretera
La camarera estaba fregando el suelo
Dos camioneros bebían sus cafés
Dos chicos de campo junto a la puerta

“¿Cuánto cuestan esos caramelos?”, le preguntan
“¿Cuánto tenéis?”, responde ella
“Sólo un centavo entre ambos”
“Entonces, dos por un centavo”, les miente

Y la claridad del día se intensificó con un trueno
El olor de la lluvia en el viento
¿Acaso no es algo humano?
Aquí llega de nuevo ese arco iris

Un camionero llamó a la camarera
Cuando los niños se marcharon
“Esos caramelos no son dos por un centavo”
“¡Y a ti qué te importa!”, respondió ella

En silencio terminaron sus cafés
Se levantaron y se despidieron
Ella les gritó: “¡Eh, me dejan dinero de más!”
“¡Y a ti qué te importa!”, le respondieron

Y la claridad del día se intensificó con un trueno
El olor de la lluvia en el viento
¿Acaso no es algo humano?
Aquí llega de nuevo ese arco iris



Here comes that rainbow again

The scene was a small roadside cafe
The waitress was sweeping the floor
Two truckdrivers drinking their coffee
Two Okie kids by the door

"How much are them candies?" they asked her
"How much have you got ?" she replied
“We've only a penny between us,"
"Them's two for a penny," she lied

And the daylight grew heavy with thunder
With the smell of the rain on the wind
Ain't it just like a human
Here comes that rainbow again

One truck driver called to the waitress
After the kids went outside
"Them candies ain't two for a penny,"
"So what's it to you," she replied

In silence they finished their coffee
And got up and nodded goodbye
She called "Hey, you left too much money"
"So what's it to you," they replied

And the daylight grew heavy with thunder
With the smell of the rain on the wind
Ain't it just like a human
Here comes that rainbow again

5 comentarios:

sergio dijo...

Hola, he llegado a tu blog a través de LdN. La letra de la canción que comentas en este post está sacada de un capítulo de la novela "Las uvas de la ira", aunque claro condensando la escena. No es un menoscabo al cantante, pero creo que te interesaría saberlo.

Un saludo

Javier Márquez Sánchez dijo...

Hola Sergio. Sí, tienes toda la razón. Kristofferson suele comentarlo cuando la interpreta en directo. Se me había olvidado ese apunte al presentar la canción, así que me viene genial que lo recuerdes.

¡Gracias por la nota!

alestedemadrid dijo...

La pequeña historia de la canción es magnífica. Habrá que buscarse el libro. Un saludo

Nausicaa dijo...

Me encantó descubrir esta canción en el taller de la biblioteca, es como un soplo de aire fresco.

:)

Y para esta tarde me reitero en Backstreets ¬¬

Javier Márquez Sánchez dijo...

Me alegro de que os haya gustado, amigos.

Nausicaa, espero que quedases contenta con el "repaso" que le dimos entre todos a 'Backsteets', jeje...

Este miércoles despedimos el curso. Allí nos vemos